Elon Musk tuiteó que Tesla podría entrar en el negocio de extracción y refinación de litio directamente y a escala porque el costo del metal, un componente clave en la fabricación de baterías, se ha vuelto muy alto.

“El precio del litio ha llegado a niveles insanos”, tuiteó Musk. “No hay escasez del elemento en sí, ya que el litio está en casi todas partes de la Tierra, pero el ritmo de extracción/refinamiento es lento”.

El jefe de tecnología de Tesla y SpaceX estaba respondiendo a un tuit que mostraba el precio promedio del litio por tonelada en las últimas dos décadas, que mostraba un aumento masivo en los precios desde 2021. Según Benchmark Mineral Intelligence, el costo del metal ha subido más del 480 % en el último año.

De hecho, hay depósitos de litio en todo Estados Unidos, según el Servicio Geológico estadounidense, una división del Departamento del Interior.

El litio es valioso para las baterías de los vehículos eléctricos porque es el metal más liviano y el elemento sólido menos denso. Eso significa que las baterías hechas con litio tienen una alta relación potencia-peso, lo cual es importante cuando se trata de transporte.

El tuit del viernes no es la primera vez que Musk plantea la idea de que Tesla extraiga su propio litio.

En 2020, Tesla aseguró sus propios derechos para extraer litio en Nevada después de que fracasara un acuerdo para comprar una compañía minera de litio, según Fortune, que estaba ubicando a “personas familiarizadas con el asunto”.

Fuente: CNBC