El 30 de mayo, SpaceX lanzó astronautas por primera vez, pero el CEO Elon Musk quiere que los empleados se centren en desarrollar el cohete de próxima generación de la compañía.

 

El cohete Starship de la compañía pretende ser totalmente reutilizable y lanzar hasta 100 personas a la vez en misiones a la luna y Marte.

 

Pero el programa de desarrollo de Starship ha sufrido varios reveses dramáticos y Musk lo declaró “la máxima prioridad de SpaceX”.