En España, un grupo de ingeniosos, crearon unos dispositivos bautizados como Music-Fingers, que se colocan en los dedos y que, conectados al ‘smartphone’, permiten que los usuarios puedan tocar cualquier instrumento musical. 

Music-Fingers son unos dispositivos electrónicos con forma de dedal que se colocan en los dedos y que están vinculados a una aplicación móvil a través de Bluetooth, desde donde permite al usuario seleccionar los instrumentos o sonidos que desea reproducir. 

Cada uno de los dedales podrá emitir dos tipos de música diferente, una vinculada a la parte superior del dedo y otra a la parte inferior. El usuario puede elegir el sonido que prefiera a través de la aplicación, y crear la música con solo golpear los dedos.

Con Portaltic