El mundo de la moda y la farándula volvió a sacudirse por una muerte repentina. Se trata de Zombie Boy, el modelo y artista canadiense que conocido por los tatuajes que cubrían casi todo su cuerpo, murió a los 32 años, dijo su agencia Dulcedo Management.

De acuerdo a una nota de la agencia AFP, diversos medios locales informaron que el modelo, cuyo verdadero nombre era Rick Genest, fue hallado sin vida en su residencia de Plateau Mont-Royal, un barrio residencial de Montreal.

Genest saltó a la fama cuando su chocante apariencia le llevó a participar en el video musical de la canción “Born this Way” de Lady Gaga, en 2011, lo que le valió para iniciar su carrera en las pasarelas, durante la cual trabajó con fotógrafos de renombre, como Steven Klein y Terry Richardson, según detalló la agencia Dulcedo en su web.

Precisamente fue Lady Gaga quien reveló, a través de su cuenta oficial de Twitter, que el modelo, de 32 años, optó por quitarse la vida, extremo que no ha sido confirmado por las autoridades de Montreal, la ciudad canadiense en la que vivía.

“El suicidio de mi amigo Rick Genest, Zombie Boy, es más que devastador. Hemos trabajado juntos para cambiar la cultura, poner la salud mental en el foco y tratar de acabar con el estigma de que no se puede hablar de ello. Si estás sufriendo, llama a un amigo o a la familia hoy mismo. Debemos salvarnos los unos a los otros”, escribió la cantante.

Por su parte, la agencia de Genest dijo estar “sufriendo y en estado de shock” por esta “tragedia” que ha supuesto el fin de “un icono de la cultura popular”.

“Recibimos la desgraciada noticia a primera hora de la tarde y los miembros del equipo han venido a apoyar a su familia y amigos en este momento difícil y oscuro”, añadió Dulcedo Management en un comunicado divulgado en su página de Facebook.

La oficina del médico forense anunció recientemente en Twitter el inicio de una investigación.

“Los resultados de los análisis toxicológicos no se conocen. El forense presentará sus conclusiones al término de su investigación”, indicó.

VIDA DIFÍCIL Y CONTROVERSIAL

Genest nació y se crió en un suburbio de Montreal. A los 15 años sufrió de un tumor cerebral, según los medios locales. Un año más tarde, se hizo su primer tatuaje y se tomó las calles con su alias Zombie, mientras vivía en edificios en su mayoría abandonados y se sumergía en la escena punk underground de Montreal.

En poco tiempo, sus tatuajes ya habían crecido hasta cubrir el 90% de su cuerpo, lo que le valió dos menciones en el Libro Guinness de los  Récords. Obtuvo la máxima marca mundial por tener la mayoría de los huesos tatuados en su cuerpo, y la mayor cantidad de insectos tatuados.

Zombie Boy tenía el récord Guinness por tener tatuados 176 insectos en su cuerpo y 139 huesos. En sus últimos días, trabajaba en un álbum de canciones originales con el exguitarrista de Rob Zombie, Mike Riggs, según informa la emisora canadienste iHeart radio.

Según Dulcedo Management, el tatuador de Montreal Frank Lewis fue “el responsable de realizar la mayoría de los diseños”.

En general, eran tatuajes mórbidos: una calavera en su cara, un cerebro en la cabeza y varios huesos e insectos carnívoros. Su aspecto característico, de a poco atrajo la atención del mundo de la publicidad, la moda y el espectáculo.