Ismael Guevara

En la historia del fútbol existe una frase tan famosa como polémica. “La Mano de Dios”, el gol que Diego Armando Maradona le anotara a Inglaterra en el Mundial de México 1986 por los cuartos de final, se ha convertido en todo un mito con el pasar de los años. Pero más allá de la fama que adquirió dicha jugada, lo cierto es que, la misma debió ser anulada.

El propio jugador luego admitiría que el tanto fue ilegítimo debido que lo logró con la mano, un hecho que queda como elemento anecdótico pero que a partir de Rusia 2018 será difícil que se repita, por no decir imposible.

A las claras, la polémica acción de Maradona y que le permitiría a Argentina avanzar a la final y posteriormente alzarse con la corona, puede definirse como un garrafal error arbitral, un hecho que la FIFA busca acabar por completo o en su defecto, llevarlo al mínimo margen.

La famosa “Mano de Dios” de Diego Armando Maradona en el mundial México 86 contra Inglaterra. (Foto Taringa)

Para ello, el Mundial 2018 marcará un antes y un después en cuanto a la supervisión de los partidos con la implementación por primera vez del VAR (Sistema de Videoarbitraje), un agresivo paso del ente mundial para impartir justicia de manera más correcta apelando a las nuevas tecnologías.

Con su puesta en marcha, se busca que Rusia 2018 no pase a la historia por errores clamorosos como los de otras Copas del Mundo, determinantes para el éxito de ciertas selecciones y para la decepción de otras.

¿Cuántos goles habría anulado el VAR en los 20 mundiales celebrados hasta ahora?, ¿cuántos resultados serían distintos? y ¿cuántos tendrían otro dueño? son preguntas que quedarán sin respuesta, aunque su uso a partir de ahora marcará un antes y un después.

Se trata de un entramado de cámaras que estarán a la disposición de un grupo de árbitros en una sala especial para seguir con detenimiento cada segundo de los partidos, a fin de, en caso de necesitarlo, servir de consulta visual con el juez principal en el terreno para poder determinar jugadas difíciles de percibir con el ojo humano.

La FIFA aprobó su uso durante la sexta sesión del Consejo de esa entidad celebrada en Bogotá, un hecho que en su momento fue celebrado por todo lo alto por las máximas autoridades del  balompié que catalogan la medida como histórica y trascendental.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA (Foto EFE)

“Vamos a tener el primer mundial en 2018 con el VAR y estamos por supuesto muy contentos con esta decisión que es muy importante, histórica. Una decisión que se basa sobre los experimentos que hicimos en más de mil partidos, que nos da el certificado con hechos muy contundentes de que el VAR ayuda al árbitro”, afirmó en su momento el mandamás, Gianni Infantino.

No ha sido un mero capricho, pues episodios como el de Maradona o la de Thierry Henry para que Francia llegara a Sudáfrica 2010 atentan contra la integridad del juego y de los propios colegiados. Además, la propuesta de la FIFA se basa también en estudios que avalan su eficacia.

De acuerdo al discurso de Infantino tras su aprobación, estadísticas revelan que un árbitro comete un error importante cada tres partidos sin el VAR, mientras que con su uso, el margen se reduce considerablemente con una brecha de 19 partidos para cada pecado. Un porcentaje de hasta 99% de acierto es la punta de lanza para establecer este sistema como elemento primordial en el desarrollo del juego.

 

Luego de resistirse por muchísimo tiempo, la FIFA dio cabida a la tecnología, un camino que no fue fácil pero que los nuevos tiempos y, en especial, la necesidad de transparencia, le obligó a tomar.  Ya en el pasado hubo señales con la aplicación de Tecnología de Línea de Gol (GLT por sus siglas en inglés), utilizado en los 64 partidos del Mundial de Brasil 2014 a fin de evitar los goles fantasmas.

Fue un primer paso, importante por demás pero que solo se limitaba a las porterías. Ahora, y tras la aprobación del International Football Association Board (IFAB), que cumple con la función de debatir y decidir las propuestas de enmiendas a las reglas de juego, el videoarbitraje tendrá un espectro mucho más amplio y ya no solo podrán ser revisadas jugadas en las líneas de gol sino que habrán otro tipo de acciones, generalmente ajustadas o cerradas que también estarán  bajo la lupa: goles, penaltis, rojas directas y errores de identidad. Eso sí, solo estos criterios serán los tomados en cuenta en dichas evaluaciones y su función será solo de apoyo al árbitro principal, quien será el único capacitado para decidir.

FUNCIONAMIENTO DEL VAR

*El VAR estará situado en el Centro Internacional de Retransmisión (IBC) en Moscú y seguirá el desarrollo de los partidos que se jueguen en los doce estadios a través de 33 cámaras.

*Ocho cámaras reproducirán las jugadas de forma “súper lenta”, seis de manera “extra lenta” y dos más serán para el fuera de juego, a las que solo tendrán acceso los miembros del equipo del VAR.

* El equipo consta de tres árbitros asistentes de vídeo (AVAR1, AVAR2 y AVAR3), y cuatro operadores de repetición seleccionarán y facilitarán los mejores ángulos de cámara.

* Ante una posible incidencia, el árbitro informará a los asistentes de vídeo, o los asistentes de vídeo le recomendarán que revise su decisión o el hecho.

* Los asistentes de vídeo examinarán las imágenes grabadas e informarán al árbitro de lo que están viendo mediante un sistema de audio y el árbitro tomará la decisión o actuará adecuadamente tras ver las imágenes grabadas en el lateral del campo, o bien basándose en la información que le han comunicado los miembros del VAR.

* El árbitro principal indicará con sus dos manos si se lleva a cabo una revisión del VAR, pero podrá ponerse en contacto con los asistentes de éste, lo que marcará al llevarse una de sus manos al oído.

JUGADAS POLÉMICAS QUE PUDIERON SER REVISADAS POR EL VAR

MÉXICO 1986 (Cuartos de final: Argentina 2 – Inglaterra 1)

Diego Maradona marcó los dos goles (m.51 y m.55), el primero de ellos con la mano, aunque fue concedido por el árbitro tunecino Ben Nacaeur. Posible veredicto: El VAR habría anulado dicho gol.

SUDÁFRICA 2010 (Fase de clasificación (Repesca/Vuelta): Francia 1 – Irlanda 1)

William Gallas logró el gol del empate de Francia (m.104) en la prórroga tras recibir un balón servido por Thierry Henry que éste se llevó con la mano pero el árbitro sueco Martin Hansson concedió el empate los “blues” clasificaron al Mundial. Posible veredicto: El VAR habría el gol.

SUDÁFRICA 2010 (Octavos de final: Argentina 3 – México 1)

Argentina se adelantó en el marcador a los 26 minutos con un gol de Carlos Tévez en posición de fuera de juego. El árbitro italiano Roberto Rosetti lo dio por bueno pese a que el asistente le avisó de su posible error. Posible veredicto: El VAR habría invalidado el gol.

MÉXICO 1986 (Fase de grupos: Brasil 1 – España 0)

El árbitro Christopher Brambridge anuló un gol de España tras un disparo de Míchel, que después de rebotar en el larguero rebasó la línea de gol. Aunque la transmisión televisiva demostró que el balón cruzó la línea de meta, Brasil ganó 1-0 con gol de Sócrates. Posible veredicto: El VAR habría validado el gol.

SUDÁFRICA 2010 (Octavos de final: Alemania 4 – Inglaterra 1)

Con 2-1 para Alemania, el árbitro Jorge Larrionda no concedió gol en un balón lanzado por Frak Lampard contra el larguero, que después botó medio metro dentro de la portería alemana. El tanto habría supuesto el empate pero no subió al marcador y Alemania sentenció después. Posible veredicto: El VAR habría validado el gol.

ESTADOS UNIDOS 1994 (Cuartos de final: Italia 2 – España 1)

En el último minuto, ya con 2-1 en el marcador, el italiano Mauro Tassotti agredió dentro del área a Luis Enrique, al que rompió la nariz. El árbitro Sandor Puhl no sancionó nada e Italia ganó y pasó a semifinales. Posible veredicto: El VAR habría intervenido después del codazo sugiriendo la revisión del árbitro para sancionar penalti y expulsión del jugador italiano.

SUIZA 1954 (Final: Alemania 3 – Hungría 2)

El árbitro William Ling anuló por fuera de juego muy cuestionado un gol marcado por el húngaro Ferenc Puskas (m.43) que habría supuesto el empate a 3. Alemania se hizo con el título mundial. Posible veredicto: “Con imágenes nítidas el VAR habría revisado la acción y en caso de confirmar error claro y manifiesto en la decisión arbitral habría otorgado el gol”.