Los problemas legales para Facebook no cesan y ahora la empresa enfrenta una nueva multa debido a los ya conocidas filtraciones de información confidencial de usuarios.

En esta ocasión, la nueva querella se dio en el Reino Unido, cuyas autoridades anunciaron que impondrán una multa de 500.000 libras (565.000 euros) a la empresa estadounidense de comunicación social por violar la ley de protección de datos en este país.

La Oficina del comisionado de información (ICO, en inglés), que vela por la privacidad y la libertad de información, indicó que la compañía incumplió su deber de proteger la información personal de sus usuarios y no fue transparente sobre cómo otras empresas accedían a esos datos.

Tal como sucedió con el escándalo suscitado con Cambridge Analytica en las elecciones de los Estados Unidos, ahora en UK la situación fue parecida con otra fuga de información sin consentimiento en procesos electorales pasados en esa nación, específicamente en la campaña del referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea.

En una nota de la agencia española EFE se indica que la ICO investiga desde febrero a Facebook, junto a la consultora británica ya clausurada Cambridge Analytica, por el presunto acceso indebido a los datos de 87 millones de usuarios de la red social en todo el mundo, que pudieron usarse en el llamado “brexit”, celebrado el 23 de junio de 2016.

La matriz de Cambridge Analytica, SCL Elections, también deberá enfrentar medidas legales por parte del organismo regulador.

Cambridge Analytica ofrecía servicios de mercadotecnia electoral que presuntamente fueron utilizados durante la salida británica de la UE y otros procesos electorales.

Las reacciones no se hicieron esperar al conocer la medida y organizaciones defensoras de los datos del consumidor lamentaron la poca cuantía de la multa a Facebook, que es la máxima que puede imponer la ICO en base a la ley de protección de datos de 1998, que es la que se aplica en este caso y no la nueva legislación europea que entró en vigor este año, que contempla mayores penalizaciones.

La multa ha sido comunicada a la empresa estadounidense, que tiene ahora un tiempo para presentar nuevas alegaciones.

En un comunicado, la jefa de privacidad de Facebook, Erin Egan, reconoció, como ya había hecho anteriormente, que deberían “haber hecho más para investigar las acusaciones relativas a Cambridge Analytica y haber tomado medidas en 2015”.

“Hemos trabajado estrechamente con la ICO en su investigación de Cambridge Analytica, tal como hemos hecho con las autoridades de EEUU y otros países. Revisaremos este informe y responderemos pronto”, añadió.

La comisionada británica de información, Elizabeth Denham, dijo que lo importante era “restaurar la confianza en la integridad del proceso democrático”, que está siendo amenazado porque “el votante medio no sabe lo que se cuece entre bambalinas”.