Moderna arrojó los primeros resultados de su vacuna anti COVID-19 y aseguró que el fármaco tiene un 95% de eficacia.

 

El prototipo asegura grandes ventajas de conservación ante la anunciada por Pfizer, puesto que permanece estable a temperaturas de entre 2° y 8° durante 30 días, y es posible conservarlo hasta por 6 meses en temperaturas bajo los 20°.