Gran parte de los países en Europa mantienen una lucha perenne para evitar cualquier tipo de fallas o contenido dañino en internet. Las autoridades británicas han sido de las más activas en ese sentido y aunque reconocen progresos en algunos sectores, de acuerdo a su visión, todavía falta camino por recorrer en otros rubros, principalmente en el tema de la pornografía infantil.

En este sentido, el Ministro del Interior del Reino Unido, Sajid Javid, exigió a las grandes compañías tecnológicas que actúen sobre este apartado, el cual desde su perspectiva se encuentra muy rezagado respecto a oras temáticas sensibles como el terrorismo.

Precisamente este ha sido el punto de partida para la exigencia en el endurecimiento de medidas para combatir este flagelo, “Estoy impresionado por los progresos realizados por Google, Facebook, Microsoft, Twitter y otros en la supresión de los contenidos de carácter terrorista en sus plataformas”, afirmó el ministro durante un discurso en Londres ante la Sociedad Nacional de Prevención de la Crueldad hacia los Niños (NSPCC).

“Ahora, quiero ver el mismo nivel de compromiso por parte de estas empresas contra la explotación sexual de niños”, agregó. “La amenaza evoluciona más rápido que la respuesta aportada por las empresas, estas no siguen el ritmo”, agregó el funcionario.

De este modo, se quiere equiparar el terrorismo a la pornografía infantil para así acabar con ella de una vez por todas. De hecho, ya desde la Comisión Europea se remitió un comunicado a todas estas empresas. Donde se exige la eliminación de cualquier tipo de este contenido en menos de una hora.

La petición llega respaldada en números que indican una alza notable no solo en la difusión de este tipo de contenidos en los últimos años sino en el aumento de la comunidad que realiza esta práctica.El número de imágenes de pornografía infantil que fueron señaladas a las autoridades se multiplicó por ocho en cinco años.

Javid difundió cifras de la Agencia Nacional contra el Crimen (NCA) según las cuales 80.000 usuarios de internet en Reino Unido representan “una amenaza de orden sexual” para los niños.

Oro estudio del Centro sobre los Abusos Sexuales a Menores (CSA) indica que el 15% de las niñas y 5% de los niños han sufrido algún tipo de abuso sexual antes de los 16 años en el Reino Unido.

Sajid Javid exige así que las empresas de internet bloqueen los intercambios de tales contenidos, identifiquen a los depredadores sexuales y les impidan actuar en las redes sociales, y que pongan fin a la difusión en directo de vídeos que muestren comportamientos reprobables.

No solo se exige que se elimine el contenido sino que incluso se rastree y se elimine la posibilidad de transferir ese tipo de archivos entre usuarios y usuarias. Pudiendo así evitar cualquier tipo de contenido de pornografía infantil.

El ministro anunció que su gobierno impondrá medidas obligatorias si las empresas de internet no refuerzas las políticas al respecto por sí mismas.

No se sabe qué tipo de sanciones se interpondrán a las empresas tecnológicas aunque ya el Presidente del Comité de Normas en la Vida Pública, Paul Bew, pidió que se hagan responsable a estas empresas de información, pues en muchas ocasiones el autor o la autor del contenido puede burlar los sistemas de seguridad.