Desde Windows NT 4 lanzado en 1996 hasta el actual Windows 10. PrintDemon permitía  obtener permisos de administrador en un ordenador aprovechando una vulnerabilidad en el sistema de impresión del sistema operativo. Pero ya Microsoft publicó una actualización de seguridad que lo corrige en las últimas versiones de Windows.

 

Los investigadores de seguridad Alex Ionescu y Yarden Shafir son los responsables de encontrar esta vulnerabilidad en Windows. Avisaron a Microsoft y la compañía le colocó un parche al agujero de seguridad