La compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft ha revivido una vieja rivalidad entre la compañía de Redmond y Sony, que habían pasado un par de años en calma, pero el miedo que genera una posible exclusividad de Call of Duty en Xbox ha generado zozobra en el lado de los de PlayStation.

Sony ha acusado a Microsoft de querer monopolizar la franquicia de Call of Duty, parte clave de Activision, luego de una era en la que los videojuegos en la nube se popularizaron y cada una de las compañías insistió en hacer exclusivos muchos de sus títulos.

En respuesta a esos señalamientos, el gigante tecnológico estadounidense ha respondido a la compañía asiática, destacando el “problema” por CoD. “Afirmar que Call of Duty tiene seguidores leales es una premisa de la que no se desprende de la conclusión de que el juego es una ‘categoría de juegos per se”.

La propia PlayStation de Sony, por cierto, tiene una base establecida de jugadores de marca leales. Tal hallazgo, sin embargo, no lleva a la conclusión de que la PlayStation, o cualquier producto de marca con consumidores leales, sea un mercado separado de todas las demás consolas”, agrega Microsoft, en su comunicado citado por el sitio web de Somos Xbox.

La empresa añade: “Extrapolar de tal hallazgo a la conclusión extrema de que Call of Duty es una ‘categoría de juegos per se’ es simplemente injustificable bajo cualquier análisis cuantitativo o cualitativo”.

Teniendo en cuenta que las estrategias de exclusividad han estado en el centro de la estrategia de Sony para fortalecer la presencia de la compañía en la industria de los juegos y que Sony es líder en la distribución de juegos digitales, la preocupación de Sony con cualquier exclusividad del contenido de Activision es inconsistente, por decir lo mínimo”.

Microsoft cierra el tema explicando que no le conviene hacer de Call of Duty una serie de videojuegos exclusiva de Game Pass: “La estrategia de retener los juegos de Activision Blizzard al no distribuirlos en las tiendas de consolas rivales simplemente no sería rentable para Microsoft”.