Microsoft adquirió un contrato con el Pentágono para proveer al Ejército de los Estados Unidos más de 120 mil gafas de realidad aumentada “HoloLens”, que permiten trabajar a distancia y visualizar información

El acuerdo, por 10 años, tuvo un costo de 21.880 millones de dólares.

Este nuevo pacto se suma al concretado en 2018 por una suma de $ 480 millones para producir prototipos del Sistema Visual Integrado Aumentado o IVAS, una tecnología que permite a los soldados ubicar objetivos, orientarse en el terreno, comunicarse o lograr una mejor coordinación a tiempo real, de acuerdo a una demostración en el Pentágono a la que tuvo acceso la agencia española Efe hace unos años.

La integración de las “HoloLens” permitirá a la tropa estadounidense “tomar decisiones más rápido en diversos escenarios”, según Microsoft.