La tecnológica Microsoft ha dado un paso más para poner fin a la era del software propietario, implementando tecnología que permitirá a los clientes usar sus herramientas de nube de Azure en servicios de la competencia.

La compañía presentó este lunes el software Azure Arc en su conferencia Ignite en Orlando, Florida. Los desarrolladores podrán usar Arc para implementar una base de datos o una máquina virtual en la infraestructura de Amazon o Google y administrarla desde Azure.

Esta medida subraya el cambio de tono y estrategia en Microsoft bajo el mandato del CEO, Satya Nadella, quien sucedió a Steve Ballmer en 2014 y comenzó a forjar asociaciones con los otras empresas para que los clientes pudieran elegir la tecnología que mejor les funcione en lugar de verse obligados a comprar paquetes.

Por ejemplo, en los últimos años, Microsoft ha hecho que sus productos sean más accesibles en los dispositivos iOS de Apple e integró el sistema operativo Linux de código abierto en Windows.

Jason Zander, vicepresidente ejecutivo de Azure, dijo que Azure Arc se basa en los esfuerzos pasados ​​de la firma tecnológica para dar a los clientes acceso al software de proveedores rivales, a través de asociaciones con empresas como Oracle, Red Hat y SAP de IBM.

“No hubo mucho debate o angustia en torno a llevar esta bondad a la gente y facilitarles la adopción de estas nuevas soluciones”, expresó Zander en una entrevista.

El servicio de la nube Azure es un negocio clave en la expansión de Microsoft ya que generó un crecimiento de ingresos del 59% en el último trimestre, más del cuádruple de la tasa de crecimiento de la empresa matriz.