Microsoft ofreció a su principal competidora, Sony, llevar el videojuego Call of Duty, desarrollado por Activision Blizzard, al servicio de suscripción del fabricante japonés, PS Plus.

Desde que el fabricante de Xbox anunciase su acuerdo de compra de la desarrolladora de videojuegos, la creadora de PlayStation se ha mostrado en contra de formalizar esta adquisición, acusando al fabricante estadounidense de favorecer el monopolio en el universo gaming con este movimiento.

Durante los últimos meses, varios organismos han estado investigando esta compra a fin de determinar si se daría dicho monopolio o no. Entre ellas, la Autoridad de Mercados y Competencia de Reino Unido (CMA) y la Comisión Europea (CE).

En este tiempo, Microsoft ha intentado demostrar que su propósito no es el de favorecer un monopolio, mientras que Sony ha intentado poner en evidencia que hacer exclusivo para Xbox uno de los videojuegos insignia de Activision Blizzard, Call of Duty, tendría pésimas consecuencias para su plataforma.

Para defenderse, la creadora de Xbox confirmó a principios de este mes que le había ofrecido a Sony firmar un acuerdo para mantener la franquicia disponible en su consola durante la próxima década, según confirmó el presidente de Microsoft, Brad Smith.

Ahora Bloomberg recoge que, según una fuente cercana a la compañía, en esta propuesta estarían incluidos los derechos de estos videojuegos para el servicio de suscripción de PlayStation, PS Plus.

Por el momento, ninguno de los dos fabricantes ha querido aclarar qué incluiría esta oferta, aunque sí ha trascendido que Microsoft ha llegado a un acuerdo con Nintendo para llevar a sus plataformas Call of Duty durante los próximos diez años.

Fuente: Portaltic