Luego del arribo a los mercados de la consola de última generación de Microsoft, Xbox Series X se hicieron virales algunos videos del aparato inmerso en nubes de humo.

Los videos fueron producto de una broma muy pesada de parte de algunos usuarios, que usaron sus cigarrillos electrónicos para simular humo y generar la falsa alarma.