Microsoft fabricó un refrigerador inspirado en el  diseño del Xbox Series X.

La curiosa estrategia publicitaria surgió luego de que hace un año, algunos fans compararán el aspecto de la consola con el de una nevera, e incluso popularizaran un meme al respecto.