La oficina del fiscal general de México informó el domingo que está investigando la compra del software espía Pegasus por parte de la administración anterior y si se llevó a cabo de manera legal.

En un comunicado, la oficina se refirió a las investigaciones existentes de dos personas, incluido un destacado exfuncionario, sobre el uso del software espía Pegasus, días después de que el gobierno actual negara haber espiado a periodistas o críticos.

Pegasus pertenece a la firma israelí de software espía NSO Group, que normalmente solo vende el software a gobiernos u organizaciones encargadas de hacer cumplir la ley.

En el comunicado, los fiscales mexicanos dijeron que estaban analizando la adquisición de Pegasus por parte de la anterior oficina del fiscal general por 457 millones de pesos (23 millones de dólares). Intentaban establecer si se había hecho con la debida justificación y si se habían seguido los procedimientos de licitación pública necesarios.

En la segunda investigación, la oficina dijo que las autoridades judiciales habían recibido evidencia de que NSO había estado «vendiendo ilegalmente» Pegasus, sin proporcionar más detalles.

NSO no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

A principios de este mes, NSO dijo a Reuters que otorga licencias de Pegasus solo a las agencias de inteligencia y aplicación de la ley de estados soberanos y agencias gubernamentales luego de la aprobación del gobierno israelí, y rescinde los contratos cuando se detectan irregularidades.

NSO señaló que no opera Pegasus, no tiene visibilidad sobre su uso y no recopila información sobre los clientes.

El anuncio del fiscal general se emitió casi dos semanas después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador negara que sus funcionarios espiaran a periodistas u opositores luego de que un organismo de control informara que los teléfonos de al menos tres personas que investigan abusos contra los derechos humanos en México estaban infectados con Pegasus.

López Obrador ganó el cargo en 2018 y se comprometió durante su campaña electoral a poner fin al espionaje del gobierno a sus ciudadanos.

Fuente: Reuters