México está considerando invertir alrededor de 30.000 millones de pesos (1.500 millones de dólares) para impulsar la conectividad a internet, especialmente en áreas rurales aisladas, dijo este miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador.

«Ni siquiera puedes hablar por el teléfono móvil, y mucho menos (usar) Internet (fuera de las ciudades)», indicó en una conferencia de prensa Obrador. Asimismo, el mandatario dijo que millones de mexicanos aún no tienen acceso a cobertura móvil ni a internet y que se necesitaban nuevas inversiones.

Alrededor del 66 % de los hogares en México tienen acceso a internet, según los últimos datos oficiales del IFT, el regulador de telecomunicaciones del país.

Esta semana el IFT dijo que uno de cada cinco indígenas, que en su mayoría vive en áreas remotas, todavía no tiene acceso a ninguna tecnología de servicio móvil, o alrededor de 2 millones de personas.

En 2016, el gobierno encargó a la empresa de telecomunicaciones Altan Redes el desarrollo de una red móvil nacional mayorista que prometía una cobertura del 92,2 % para enero de 2024, plazo que luego se extendió hasta 2028.

Sin embargo, la compañía se declaró en bancarrota el año pasado, lo que llevó al estado a rescatarla y convertirse en su accionista mayoritario.

El mes pasado, el presidente mexicano dijo que la toma de control de la llamada «Red Compartida» ayudaría a asegurar el acceso a Internet en todas las ciudades y ofrecería Wi-Fi gratis en espacios públicos.

«[Altan] completó el 70% del camino con la construcción de la red Wi-Fi general, pero no llegó a la última milla. Eso fue un comienzo y lo vamos a ampliar», dijo el presidente el miércoles.

Prometió donaciones del gobierno para ayudar a las personas a pagar Internet.

“Queremos que todos, especialmente los más remotos y especialmente los estudiantes, tengan acceso a internet”, aseguró.

Fuente: Reuters