HP anunció la disponibilidad comercial de su solución profesional Metal Jet S100, una tecnología que permite la impresión digital 3D a gran escala de piezas metálicas de alta calidad y bajo demanda para los sectores médico, industrial, de bienes de consumo y de automoción.

Metal Jet S100 de HP es una tecnología que ofrece la posibilidad de prescindir de los moldes de producción, que tienen costos altos, para producir directamente las piezas de metal bajo demanda.

El fabricante es consciente de «cómo sectores enteros, desde el industrial hasta el de consumo, pasando por el sanitario y el de automoción, buscan transformar digitalmente sus procesos de fabricación» y cree que se ha convertido «en un socio de confianza para ayudar a acelerar el camino hacia la producción», como explicó el presidente del negocio de Personalización e Impresión 3D de HP, Didier Deltort.

Por eso, HP ha creado una solución que permite un aumento de la productividad, mejora la economía del cliente, ofrece mayor resolución para impulsar la calidad de las piezas y presenta diseños innovadores (con nuevas geometrías y densidades), como detalla en una nota de prensa remitida a Europa Press.

Además, en relación a la productividad, esta solución acorta los pasos necesarios del proceso para crear piezas metálicas y también reduce los requisitos de complejidad, para impulsar la eficiencia en toda la cadena de suministro.

Como resultado del trabajo de Metal Jet S100, las empresas podrán «aprovechar el potencial ilimitado de la fabricación digital» gracias a que proporciona «una oferta de metales de vanguardia», según el director Global de Metales 3D de HP, Ramón Pastor.

«Desde que anunciamos la innovadora tecnología Metal Jey en 2018, hemos estado trabajando para desarrollar la solución comercial más avanzada de la industria para la producción masiva de metales en 3D», añadió.

Esta solución, que ya está disponible para su comercialización, se ha desarrollado en la sede mundial de HP del negocio de 3D, situada en el centro de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), en el que trabajan más de 700 ingenieros y profesionales de todo el mundo.

NUEVAS COLABORACIONES

La compañía tecnológica puntualizó que, gracias a esta solución, se han creado oportunidades de producción de metales en masa para más socios y clientes de todo el mundo, entre los que se encuentra Schneider Electric.

Gracias a esta colaboración, Schneider amplía las posibilidades de su negocio. «Esperamos seguir descubriendo muchas más aplicaciones que puedan satisfacer las demandas de nuestros clientes, que abordan grandes desafíos en torno a la sostenibilidad y la Electricidad 4.0», ha puntualizado el vicepresidente de Power Products & Digital Energy en Schneider Electric Iberia, Jordi García.

En el catálogo de productos de Schneider Electric se incluyen cuadros eléctricos de baja tensión dedicados a proyectos industriales a gran escala, en los que la protección eléctrica y la disponibilidad de energía son esenciales.

Junto con GKN, se fabricó un nuevo filtro destinado al disyuntor NSX de Schneider Electric mediante su solución tecnológica Metal Jet S100. Debido a la complejidad de la forma y el material, que este elemento no se podría crear con las capacidades de fabricación industrial convencionales.

HP destaca que su tecnología no solo facilitó el diseño de las nuevas formas de filtros de potencia, sino que también dio lugar a una mejora de la productividad, así como beneficios medioambientales.

La compañía tecnológica también ha conseguido afianzar sus relaciones e impulsar su industria con ‘partners’ y clientes líderes, como GKN, Parmatech, Cobra Golf, Legor Group y Volkswagen, entre otros. Asimismo, está colaborando en oportunidades de producción masiva de metales con nuevos socios, como Domin Digital y Lumenium.

Fuente: Portaltic