Mercedes-Benz está retirando del mercado casi un millón de autos antiguos debido a posibles problemas con los frenos, informó el sábado el servicio de noticias dpa de Alemania, citando a la autoridad de vehículos motorizados KBA.

Los modelos producidos entre 2004 y 2015 están afectados, dijo dpa, y unos 70.000 de ellos estaban en Alemania.

Nadie estaba disponible de inmediato en KBA o Mercedes-Benz.

El problema estaba relacionado con la corrosión en el servofreno que podría provocar que se rompiera la conexión entre el pedal del freno y el sistema de frenos, informó dpa.

 

Fuente: Reuters