Empecemos por definir el término, “crapware”, “junkware” o “software preinstalado”, son aquellas configuraciones que vienen instaladas en tu dispositivos por defecto de fábrica.

Estas aplicaciones pueden incluir navegadores, reproductores de música y hasta redes sociales, pero lo cierto que es ocupan un espacio considerable que pudieran aprovechar para otras app de mayor utilidad.

Muchas de estas app son solo versiones de prueba y tiene fecha de caducidad, pero otras suelen quedarse en tu dispositivo sin tu consentimiento.

Ahora, si esto puede resultar tan molesto y no aporta ningún valor especial a tu smarthphone o tablet, ¿por qué las compañías insisten en instalarlo en sus productos?. La respuesta es sencilla: Las empresas pagan por esto.

El periodista especializado en tecnología Adrian Kingsley-Hughes, explica que “si les preguntas a los fabricantes por qué instalan ese tipo de cosas, te dirán que lo hacen porque te están ofreciendo un valor tradicional. Pero te están mintiendo”.

Aunque las empresas desarrolladoras aleguen que quieren darle un valor agregado a tu compra, lo cierto es que las compañías pagan por ser parte de un producto de paquete, quieras o no tenerlo en tu móvil.

¿Cómo librarse del “crapware”?

Aunque sea una dura realidad, no podemos hacer nada para impedir que lo hagan, lo que sí podemos es librarnos de estas molestas aplicaciones para desocupar espacio útil en tu celular.

De acuerdo a la BBC, puedes seguir estos sencillos pasos:

1. Desinstala la aplicación

En primer lugar, trata de desinstalarla. La manera más sencilla de hacerlo es presionar unos segundos el ícono en la pantalla y seleccionar “desinstalar”, sino buscar directamente en “ajustes”.

2. Desactiva o deshabilita

Si desinstalarla fue imposible, puede intentar ir a la opción “ajustes” para dejarla inoperativa, para eso busca y elige la opción “deshabilitar”.

Esa es la opción que aplicaron muchos usuarios de Samsung que no querían tener la app de Facebook en el celular.

3. Desinstala con root

Esta parece ser la opción más compleja, pero sin duda es muy efectiva. Lo único que debes hacer es rootear tu dispositivo.

Para ello, deberás buscar la manera de modificar el sistema operativo para conseguir el control total sobre él, y después usar una aplicación para desinstalar las esos programas a la fuerza. Algunas incluso te permiten borrarlas todas a la vez.

Si tienes dudas sobre cómo hacerlo, busca un especialista. Es mejor dejarlo en manos de un experto a dañar tu dispositivo por completo.