Los primeros resultados de un estudio mostraron que los dispositivos de Apple, incluido el iPhone, a través de aplicaciones digitales podrían diferenciar a las personas con demencia leve de Alzheimer y aquellas sin síntomas, dijo este jueves el fabricante de medicamentos Eli Lilly.

La prueba, en la que participaron 113 personas mayores de 60 años, fue realizada por Apple junto con Eli Lilly y Evidation Health, reseñó Reuters.

Los dispositivos la marca tecnológica se usaron junto con el dispositivo de monitoreo del sueño Beddit y las aplicaciones digitales.

Los investigadores analizaron los datos de uso del dispositivo y el historial de aplicaciones de los participantes del estudio durante 12 semanas.

Las personas con síntomas tendieron a escribir más lentamente que los voluntarios de salud, y recibieron menos mensajes de texto en total.

También se les pidió a los participantes que respondieran dos encuestas de una pregunta diaria y que realizaran actividades simples cada dos semanas, como arrastrar una forma a la otra y tocar un círculo lo más rápido posible en una aplicación.

El estudio también tuvo como objetivo diferenciar a las personas con deterioro cognitivo leve, la etapa previa al Alzheimer.