La cadena de comida rápida McDonald’s registró este viernes una violación de datos en Corea del Sur y Taiwán que expuso la información de sus clientes y empleados.

Los hackers ingresaron a los correos electrónicos, números de teléfono y direcciones de entrega, pero no a la información de pago del cliente, dijo la compañía en un comunicado.

Esta investigación fue hallada por consultores externos contratados por McDonald’s tras percatarse de una actividad no autorizada en la red de la empresa estadounidense.

“Si bien pudimos cerrar el acceso rápidamente después de la identificación, nuestra investigación ha determinado que se accedió a una pequeña cantidad de archivos, algunos de los cuales contenían datos personales”, indicó la cadena de hamburguesas más grande del mundo.

La franquicia de restaurantes de comida rápida expresó que tomará medidas para anunciar a los reguladores y clientes alojados en sus archivos.

McDonald’s dijo que no se vieron afectadas sus operaciones diarias y que no se trató de un rescate.

Por último expresó mejorará sus medidas de seguridad.