El gobernante de Venezuela Nicolás Maduro ha creado una comisión presidencial para conocer a fondo el ataque cibernético ejecutado por Estados Unidos al sistema eléctrico nacional que dejó sin luz a casi todo el país desde el pasado jueves por la tarde.

Maduro informó que pedirá la incorporación de especialistas internacionales de Rusia, China, Irán y Cuba ya que son “países con gran experiencia en temas de ciberataques”.

También solicitará ayuda ante la Organización de Naciones Unidas.

La comisión presidencial de investigación especial del ciberataque será presidida por la vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez.

El mandatario pidió la participación del Ministerio Público y del fiscal general, Tarek William Saab; así como también del consejo e institutos científicos “porque vamos a degranar para que ustedes sepan cómo fue el ataque y desde dónde fue, quién lo hizo, qué buscaban y qué lograron”.

Maduro adelantó que el presunto ciberataque contra el sistema eléctrico y de telecomunicaciones se dirigió desde dos ciudades estadounidenses como Chicago y Houston, y aseguró que fue ordenado “directamente” desde el Comando Sur y el Pentágono.

“Hemos descubierto muchas cosas pero necesitamos articularlas”, dijo desde el Puesto de Comando Presidencial en cadena nacional de radio y televisión.

Según Maduro, el “egoísmo y la ambición” del presidente de EE.UU., Donald Trump, por los recursos minerales de Venezuela como el petróleo, oro y otras riquezas, provocaron dicho ataque.

Sin embargo aseguró que su gobierno tiene la “victoria” en sus manos. “Ahora nos toca consolidar la victoria de la guerra eléctrica para volverlo un sistema robusto e invulnerable”, expresó el mandatario venezolano.