La empresa de transporte compartido Lyft dijo el martes que reduciría la contratación y evaluaría los recortes presupuestarios en algunos departamentos, uniéndose a su rival Uber en un intento por controlar los costos.

Lyft dijo que no se planean despidos de empleados y agregó que otorgaría opciones especiales sobre acciones a los empleados elegibles.

«También estamos siendo responsables con los costos y reduciremos significativamente la contratación», dijo la compañía en un comunicado.

Las acciones de Lyft han caído casi un 61% este año en medio de caídas más amplias en las acciones tecnológicas y cerraron con una caída del 17,2% el martes.

A principios de este mes, el máximo responsable ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, dijo que la empresa reduciría las contrataciones y los gastos en sus actividades de marketing e incentivos.

Fuente: Reuters