Dejar de transformarse, es dejar de vivir.  Luego de 5 años Microsoft Office renacerá nuevamente con su nuevo lenguaje de diseño conocido como Fluent Design.

Cada icono, constará de un diseño más plano, donde el icono resaltara en dos capas, una para la letra, que es la identidad de la aplicación junto a su color; y otra para el fondo, que enfatiza de forma sencilla en qué consiste la tarea de dicha aplicación.

Según Jon Friedman, director de diseño en Microsoft, se optó por un diseño de este tipo para mantener la familiaridad y al mismo tiempo enfatizar la simplicidad cuando estamos dentro de la aplicación.

Las únicas excepciones para estos nuevos diseños, serán OneDrive, que mantendrá la forma de una nube, y Skype, conservando su famosa S.

Mediante dicho lenguaje, las herramientas de office de Microsoft buscarán reflejar el nuevo carácter colaborativo y de multiplaforma, con el fin de crear un sello de identidad más allá de Windows y así ser reconocidos tanto en Mac, como iOS y Android.

Cabe destacar que este rediseño sólo contempla los iconos de la suite y no su interfaz, al menos por el momento, por lo que Office 2019 no sufrirá cambios más allá de los iconos.