El año 2017 ha dejado pocas sorpresas. Ha sido, más bien, flojo, con la tecnología de realidad virtual intentando despuntar en su primer año en el mercado. Pero han sobresalido varios títulos como «The Legend of Zelda: Breath to the Wild», «NieR: Automata» o «Horizon Zero Dawn». La joven industria del videojuego ya calienta en el horno algunas de sus propuestas.

Y el próximo año se prevé inmenso, con la posible llegada de la secuela de «The Last of Us», un título de supervivencia de calado cinematrográfico que definió la anterior generación de consolas, o la continuación de «Red Dead Redemption», así como una nueva aventura del universo de Dragon Ball. Muchas ideas que catapultarán de nuevo las ventas hacia otro récord.