Apple actualizó sus políticas de desarrolladores de juegos el pasado el 11 de septiembre con una cláusula destinada a juegos en formato streaming.

Aunque las nuevas políticas, le abren la puerta al funcionamiento en iOS de los servicios ofrecidos por empresas como Google, Microsoft o Nvidia, podrían significar un proceso largo y tedioso en el que Apple, seguirá marcando las pautas.