Para mediados del 2021, ciudades como podrían Venecia, Dubái, París y Zúrich servirse  de los SeaBubbles, los taxis que vuelan sobre el agua que fueron creados por un arquitecto naval francés

 

El transporte acuático se embarca a  descongestionar las ciudades, con una promesa: “Ausencia de ruido, olas, contaminación y un vehículo que expele solo vapor de agua”