Instagram sigue centrado en mejorar su experiencia de video en vivo por lo que anunció varios pequeños cambios que facilitarán la transmisión en la plataforma y luego guardar esos grabaciones

 

La mayor actualización es que los streamers ya no están limitados a transmisiones de 60 minutos, pueden transmitirse en vivo hasta cuatro horas