Los datos almacenados en un iPhone pueden extraerse ilegalmente mediante un software pirata que no requiere que el usuario abra algún enlace, dijo Amnistía Internacional en un informe publicado el domingo.

Amnistía Internacional descubrió en la investigación que los iPhones pertenecientes a periodistas y abogados de derechos humanos fueron infectados con el software espía Pegasus de NSO Group capaz permitir al atacante acceso a mensajes, correos electrónicos, micrófono y la cámara del móvil.

El informe señaló que los gobiernos utilizaron el programa de la compañía israelí para piratear los iPhones y obtener los datos de sus víctimas utilizando métodos desconocidos para Apple; incluso teniendo el iPhone recién actualizado no es seguro para los propietarios ya que este software, además de costoso, tiene herramientas muy avanzadas y secretas. 

Foto de un iPhone 12 en color púrpura.

Amnistía Internacional encontró evidencia de un hackeo a un iPhone 12 con iOS 14.6 antes que Apple lo actualizara este lunes a iOS 14.7. El fabricante tecnológico no ofreció detalles si con esta actualización soluciona las vulnerabilidades identificadas por Amnistía Internacional.

Pegasus fue creado con el propósito de perseguir terroristas y criminales. NSO Group vende este programa a unas 60 agencias militares, de inteligencia o de seguridad en 40 países a nivel mundial.