Los envíos del iPhone X, el nuevo teléfono inteligente de Apple que comenzó a reservarse la semana pasada por internet, se alargarán hasta diciembre en algunos países debido a la alta demanda y las dificultades que entraña su fabricación, informaron medios especializados. Además, fuentes oficiosas apuntan a que la demanda de este modelo de dispositivo es muy elevada y se encuentra «por las nubes».

La firma encabezada por Tim Cook habilitó los pedidos por adelantado del iPhone X en 55 países esta madrugada, y en algunos mercados el móvil se agotó en cuestión de minutos. Los periodos de envío estimados en EE.UU., China y Japón se pueden extender entre cinco y seis semanas, según «The Wall Street Journal».

No obstante, el próximo 3 de noviembre las tiendas físicas de Apple tendrán disponible una cantidad limitada de teléfonos a la venta y la firma, que calificó la preventa iniciada este viernes como «fuera de serie», recomienda «llegar pronto» en su página web. En los casos de modelos anteriores, como el 7, el 7 Plus, el 6 o el 6 Plus, los tiempos de espera hasta que el teléfono llegaba a las manos de su nuevo propietario eran menores, entre una y cuatro semanas, indica el diario.

Por contra, el lanzamiento del iPhone 8hace poco más de un mes, tuvo una débil acogida en comparación con esas ediciones, que generaron gran expectación y filas de fanáticos de Apple dispuestos a esperar durante horas para hacerse con los teléfonos. Algunos potenciales compradores decidieron esperar a noviembre, sabiendo que Apple lanzaría la décima edición de su producto estrella, un iPhone que amplía la pantalla táctil, suprime el tradicional botón de inicio y dispone de reconocimiento facial.