En un mundo digital, el número de ciberataques no cesa de aumentar. Y es que estos ataques pueden comprometer todo tipo de información, poniendo en jaque a empresas y particulares.

Según Sam Manjarres, Gerente de Marketing de Productos en WatchGuard Technologies, la pandemia fue utilizada para campañas de desinformación en el año 2020  y se produjeron graves incidentes provocados por grupos vinculados a potencias extranjeras.

En el mes de noviembre del 2021 ocurrió un caso muy sorprendente donde  el gobierno alemán reveló que tiene información fidedigna de que los recientes ciberataques contra estados miembros de la Unión Europea son obra de actores»rusos vinculados al GRU y la agencia de inteligencia rusa.

Por otra parte, se afirma que es una campaña cibernética llamada Ghostwriter y está dirigida a numerosos miembros del parlamento, funcionarios gubernamentales, políticos, miembros de la prensa y la sociedad civil de la UE, según el comunicado de prensa de el Consejo Europeo. Los piratas informáticos utilizaron correos electrónicos de phishing para obtener credenciales, acceder a sus sistemas y robar información.

A su vez, la protección de las credenciales de los usuarios se torna cada vez más importante; Los políticos, funcionarios y otras personas relevantes afectadas en la campaña de Ghostwriter podrían haber evitado el incidente si sus organizaciones hubieran implementado herramientas de ciberseguridad que proporcionan medidas específicas de geomallas contra los intentos de acceso de Rusia, dado su historial.

Los socios de WatchGuard pueden ofrecer a sus clientes una mayor seguridad en sus procesos de autenticación a través de notificaciones push que incluyen geolocalización. Esto permite que tanto los administradores como los usuarios conozcan en detalle de dónde provino la solicitud, reduciendo, en gran medida, la probabilidad de que grupos de APT extranjeros obtengan acceso a sus sistemas, incluso si ya han logrado obtener credenciales.

Más información sobre la política de geomallas de AuthPoint:

Fuente: Sam Manjarres