Los ciberataques de ‘criptojacking’, o basados en la minería de criptomoneda, impactaron al 55% de las organizaciones de todo el mundo durante el pasado mes de diciembre, según datos de la compañía de ciberseguridad Check Point. Este dato se traduce en un incremento de la frecuencia de este tipo de amenazas durante el último mes.

El último ‘Índice de impacto global de amenazas’ de Check Point ha revelado que los ataques de ‘criptojacking’ aumentaron en frecuencia durante diciembre, como ha explicado la empresa israelí en un comunicado. Sus investigadores descubrieron que este tipo de amenaza ha impactado al 55% de las organizaciones a nivel mundial en el último mes de 2017, con diez variantes diferentes en la lista de las 100 familias de ‘malware’ más populares.

Esta técnica consiste en la apropiación de la CPU o GPU de la víctima, además de sus recursos informáticos, desde un sitio web infectado para minar criptomonedas. Check Point ha descubierto que este tipo de ‘malware’ se esconde en sitios web populares, principalmente de ‘streaming’ y de intercambio de archivos, “sin que los usuarios tengan noticia de ello”.