Las técnicas para instalar malware y robar datos cada vez son más sofisticadas, y ahora se conoce que piratas informáticos enviaban una serie de mensajes en LinkedIn para hackear los ordenadores de sus objetivos.

 

Como en muchos ataques de este tipo, el eslabón más débil es el usuario con pocos conocimientos de seguridad online, así que se enviaban mensajes de LinkedIn con ofertas de trabajo atractivas desde perfiles falsos de algunas compañías.

 

Las empresas aeroespaciales eran el objetivo de Europa.