Logan G no es un «youtuber» cualquiera, de todas las temáticas habidas y por haber en la plataforma de vídeos él se ha decantado por el humor pesado. Puede encantar u ser odiado, pero a su joven edad acuña más de 1.780.000 suscriptores. Su canal se mueve entre temáticas como las bromas y los retos que realiza en compañía de sus amigos, con los que vive bajo el mismo techo. Logan G es el pseudónimo y el nombre de pila del personaje de ficción Lobezno, el cual lleva tatuado.

Ahora mismo, se dedica exclusivamente al mundo «youtuber», aunque cuando empezó a subir vídeos estaba estudiando y trabajando a la vez. El primer vídeo más serio lo subió en 2013, pero realmente ha empezado a ser conocido este año. En seis meses experimentó el crecimiento de pasar de tener 70.000 seguidores a un millón y medio.

¿Cuál es la mejor forma de gastarle una broma a un amigo?

La mejor manera es cuando pasa el límite de broma, que no se lo espere y llevarlo más allá. Que no sea simplemente una broma o una reacción, es decir reacción y más.

¿De todo el repertorio que muestra en sus vídeos con cuál se queda?

Me encantan mucho las de impacto visual. Es decir, que hagas algo y la persona llegue y lo vea. Por ejemplo, hace unos días dejé mi coche en Madrid que era rojo y me lo pusieron de color oro entero. No sé si es una broma porque pasa el límite, pero me gusta.

¿Luego quién paga el arreglo?

Yo. Me ha gustado el oro, me gusta el coche así.

¿Si fuera a gastarle una broma alguien de este sitio qué haría?

Algo a la comida, posiblemente.

¿Cuáles son las consecuencias de comerse el burrito más grande, una montaña de hamburguesas o una pizza-hamburguesa?

Las consecuencias no pude decirlas en ese vídeo, pero el picante no me sienta muy bien. Empezamos a coger todo el picante que vimos en el supermercado, empezamos a echarnos unos detrás de otros -mexicanos y demás- en total al final unos diez o quince.