La gama media de los smartphones a partir de ahora tendrá una oportunidad de oro en cuanto al mejoramiento de funciones y capacidad de rendimiento gracias a Qualcomm, que acaba de lanzar al mercado su nuevo producto estrella: el procesador Snapdragon 670, un chip que viene a ser el sucesor del 660 y busca llenar el hueco que había entre ese chip y el 710.

Esta última versión tiene el objetivo de llevar a dispositivos de gama media características que sólo estaban presentes en la gama alta a un precio más bajo, algo que llevan años demandando los fabricantes para ofrecer dispositivos potentes sin elevar mucho su precio.

Potenciar el equipo es la premisa de Qualcomm para este dispositivo, el cual ha diseñado con novedades importantes, entre ellas la capacidad para que los móviles de gama media soporten las aplicaciones más novedosas de Inteligencia Artificial, ademas de integrar el procesador de imagen Spectra 250, que permiten a las cámaras de los smartphones competir con las profesionales en términos de características y resultados.

Permite imágenes de alta resolución al soportar 25mpx provenientes de una cámara simple o 16mpx en caso de una dual. Además, integra Ultra HD Video Capture para un menor gasto energético mientras se graba.

Aparte de soportar las aplicaciones de IA más exigentes, la compañía informó en un comunicado que también se ofrece libertad para que los fabricantes introduzcan nuevas características en cada terminal.

El Snapdragon 670 emplea el sistema de procesamiento digital (DSP) Qualcomm Hexagon 685 junto con la tercera generación de motores para IA, lo que le otorga un rendimiento 1,8 veces mejor que el desplegado por su predecesor Snapdragon 660 y permite el desarrollo de herramientas basadas en IA dentro del propio teléfono, sin necesidad de recurrir a Internet.

La mejora con respecto al Qualcomm Snapdragon 660 es considerable: de los 14 nm pasamos al proceso de fabricación en 10 nm. Esto asegura un menor consumo del SoC así como menor calentamiento y el consumo de batería será menor. La empresa afirma que la mejora de rendimiento será del 15% frente al 660, por un 25% más de GPU.

Para un mejor funcionamiento de las aplicaciones, el nuevo Snapdragon es capaz de soportar simultáneamente varias aplicaciones que requieran de mucha exigencia por medio de la unidad de procesamiento Kryo 360. Sus ocho núcleos, dos de procesamiento a 2GHz y otros seis de eficiencia a 1,7GHz, evitan que la batería se resienta, e incrementan el rendimiento en un 15% respecto de su predecesor.

Por último, el módem X12 LTE de comunicación está configurado para cambiar automáticamente a la Red LTE o WiFi disponible más potente para ofrecer velocidades de descarga de hasta 600MB/s y 150MB/s de subida incluso en Redes saturadas, pues bloquea señales en lugares de mala cobertura.

Además, Qualcomm aprovecha para optimizar la arquitectura ofreciendo una combinación de núcleos “custom” para aprovechar las distintas configuraciones, tanto en modo económico como de alto rendimiento.

A nivel de sonido encontramos el códec Aqstic y soporte para aptX, además de que para cargar contamos con Quick Charge 4+.

El Snapdragon 670 ya se encuentra disponible para los fabricantes, y se espera que los primeros móviles que lo utilicen vean la luz en los próximos meses antes de que acabe el año.

Los fabricantes podrán elegir fácilmente entre un 670 o un 710, ya que ambos chips son compatibles a nivel de pines y de software, por lo que las modificaciones que hay que hacer a nivel de ingeniería son mínimas, facilitando el proceso a los fabricantes.

Principales características del Qualcomm Snapdragon 670:

  • 2 núcleos Kryo 360 de alto rendimiento hasta 2 GHz + 6 núcleos ARM Cortex A55 de alta eficiencia hasta 1,7 GHz.
  • Proceso de fabricación en 10 nm.
  • GPU Adreno 615.
  • Módem Qualcomm Snapdragon X12 LTE.
  • DSP Spectra 250: apto para cámaras duales de hasta 16 Mpx; hasta 25 Mpx en configuración única.
  • Grabación en 4K y 30 fps, también es apto para cámara lenta.
  • Compatible con pantallas FHD+.
  • DSP Hexagon 685.
  • Mejora en el procesamiento neuronal para la optimización de la IA.