En la dinámica comercial de los smartphones se ha mantenido una línea más o menos regular en los últimos años. Previo al lanzamiento de un aparato, llegan filtraciones con algunas de sus características pero en el caso de Motorola no hubo mucho tiempo. Y es que de manera casi repentina, la empresa ya mostró al mercado su nueva creación: el P30, el cual fue presentado en China sin muchos elementos novedosos.

Aunque se muestra como un terminal de buena calidad en la gama media, el concepto generalizado entre los entendidos en la materia es que en esta oportunidad faltó un poco de creatividad y algunos incluso tildan el producto como una clara copia del iPhoneX, dada la cantidad de detalles similares con el móvil insignia de Apple.

En todo caso, el P30 aterriza como un terminal de muy buen hardware, quizá no destaca por ser un gama alta de la parte de arriba de la tabla, pero de seguro será una tremenda propuesta para mercados en donde la gama media/alta es predominante.

Uno de los aspectos que mas destacan es su diseño. Tanto la parte trasera como la parte delantera en cristal cuentan con unas lineas prácticamente calcadas a las del iPhone X. Vale la pena recordar que hasta el momento, ningún teléfono de Motorola tenía muesca en su pantalla hasta la llegada del P30.

Se hereda el formato de pantalla con notch visto en tantos otros smartphones Android que han llegado a las tiendas tras la presentación del buque insignia de los de Cupertino. En la parte superior aloja un notch mientras que en la parte trasera tenemos una doble cámara apilada verticalmente.

Este perfil marca quizás su única diferencia respecto al diseño del iPhone X: un sensor de huellas ubicado en el centro con el logo de la marca sobreimpresionado. Pero Apple no es la única compañía imitada en el Moto P30, ya que el móvil luce un efecto gradiente en la parte posterior bastante similar a lo que hemos visto en la serie Huawei P20.

En cuanto a las características técnicas del teléfono móvil, las mismas están encabezadas por una pantalla FullHD+ de 6,2 pulgadas con relación de 19: 9.

El terminal de Motorola incluye un diseño con cuerpo cerámico y cristal curvo 2.5D, en un color ‘aurora’ que varía entre azul y morado en función del ángulo en el que se encuentre el teléfono. También se vende en versiones en blanco y en negro.

Al referirnos al interior del equipo, contiene un procesador de rango medio en forma de Snapdragon 636, acompañado por 6GB de RAM y 64 o 128GB de almacenamiento que puede ser ampliado mediante el uso de  MicroSD.

Otro de los aspectos que mas destacan del Motorola P30 es su sistema: Android Oreo 8.1 bajo Android One, siendo este el primer teléfono de gama media de la marca en integrarlo. Esto garantiza actualizaciones aseguradas mientras 2 años y parches de seguridad inclusive al menos tres años luego de su lanzamiento. La capa de personalización será ZUI 4.0, más que todo orientada al mercado chino. La razón está en que su presentación fue realizada en China, una nación donde Google no llega de manera directa u oficial.

El hecho de usar una interfaz orientada a ese mercado también se debe a que el smartphone, de momento, se pondrá a la venta de forma exclusiva en el mercado oriental, tal y como lo reseñó la compañía en su página web. Motorola no ha proporcionado datos sobre su llegada a otros mercados.

Motorola además ha hecho especial hincapié en las cámaras. Técnicamente hablando nos localizamos con 2 cámaras traseras de 16 y 5 megapixeles, contará con asistencia a través de Inteligencia Artificial, con opciones tan atrayentes como el manera retrato, el reconocimiento nativo de escena y un manera de Realidad Aumentada.

La frontal tendrá un sensor de doce megapixeles con flash LED incorporado capaz de identificar el género, la edad, el color de la piel e inclusive la textura de la misma para mejorar los selfies. Por supuesto, cuenta con desbloqueo facial mediante software.

Igualente habrá toma de audio de 3.5 mm para auriculares y una batería de 3.000 mAh con tecnología de carga rápida. El smartphone se completa con conectividad 4G, Wi-Fi ac y Bluetooth 5.0.

Aunque no hay mucha información respecto a lo comercial, se sabe que el teléfono saldrá a la venta en el país a finales de este mes por 2.099 yuanes o, lo que es lo mismo, cerca de 265 euros para el modelo con 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno. En cuanto al precio de la variante con 128 GB de almacenamiento, se podrá comprar por  2.499 yuanes, poco más de 320 euros.

 

CARACTERÍSTICAS

– Pantalla IPS LCD de 6,2 pulgadas con resolución Full HD+
– Procesador Qualcomm Snapdragon 636 octacore a 1.8 GHz
– GPU Adreno 509
– Memoria RAM de 6 GB
– Memoria de almacenamiento interno en dos opciones: 64 GB o 128 GB
– Cámara principal dual con sensor OmniVision; con lentes de 16 MP ( f/1.8) y 5 MP (f/2.2). – Soporte para video 1080p y Flash LED de tono dual.
– Cámara frontal de 12 MP (f/2.0)
– Puerto de conexión USB-C con carga rápida
– Entrada de 3,5 mm para audífonos
– Sistema Operativo ZUI 4.0 basado en Android Oreo 8.0
– Batería de 3.000 mAh