El mundo de la tecnología no se detiene ni un segundo y los avances permiten hoy en día fusionar áreas que en otro momento era impensado lograr. Los videojuegos es uno de los campos de mayor auge mundial en el plano tecnológico pero ya no se limita al uso de consolas, pues poco a poco comienzan a aparecer opciones en otro tipo de dispositivos.

Los smartphone se están sumando a esta tendencia y ya algunas compañías fabricantes han ofrecido sus primeras creaciones. Siguiendo los pasos de Razer y Xiaomi, Honor se ha sumado a la lista de desarrolladoras de un móvil gaming.

El ejemplo más reciente de ello es la submarca de Huawei, que acaba de presentar el gaming phone denominado “Honor Play”, el cual pese a no poseer una estructura tan llamativa, si llega a ser un producto creado 100% para jugar y con el valor añadido de tener un precio mucho más económico que otros aparatos similares.

El terminal cuenta con una pantalla LCD de 6,3 pulgadas y una resolución de 2340×1080 píxeles. En el interior encontramos un potente procesador Kirin 970 (el mismo que el Huawei P20 Pro), una GPU Mali-G72 MP12 con la función de GPU Turbo, 4/6GGB de RAM y 64GB de almacenamiento interno expansible.

No son las especificaciones de un smartphone de gama alta pero Honor dice que la mayor innovación en el Honor Play es el GPU Turbo, una integración de hardware y software que de acuerdo a la compañía aumenta el rendimiento de la GPU en un 60 por ciento y reduce el consumo de energía en un 30 por ciento.

Este nuevo móvil podrá hacerle frente al Razer, al POCO F1, al OnePlus 6 y a cualquier móvil al momento de correr un juego.

COMODIDADES PARA JUGAR

Como es de esperarse las imágenes y el sonido son dos elementos que han sido tomados muy en cuenta y forman la piedra angular para ofrecer una experiencia atrativa al consumidor. En cuanto a la cámara, la trasera cuenta con dos objetivos (uno con sensor de 16 MP y apertura f/2.2 y otro de 2 MP para medir profundidad) y la cámara frontal es de 16MP.

El software cámara cuenta con capacidades de IA para identificar escenas y aplicar efectos de iluminación. La batería tiene una capacidad de 3.750 mAh para intentar darnos largas sesiones de juego y también cuenta con un lector de huellas en la parte trasera.

Las capacidades de IA también se aprovechan para proporcionar una “experiencia de juego en 4D”, analizando imágenes y audio en tiempo real y proporcionando el efecto de vibración correspondiente. Igualmente, ayuda a simular el sonido envolvente 3D. Honor afirma que estas características funcionarán en juegos como PUBG, Asphalt 9 y otros.

Este dispositivo mantiene el conector de auriculares y posee un puerto USB-C, si bien el lector de huellas dactilares se ha movido atrás para permitir una mayor relación pantalla-cuerpo.

El Honor Play llega con EMUI 8.2, que está basado en Android 8.1 Oreo y llega en tres colores: Midnight Black, Navy Blue y Ultra Violet. Habrá también una edición especial de gamers con tecnología laser en rojo y negro.

El Honor Play se desvelará de manera global en el IFA 2018, pero los precios de la versión de China son de 252 euros al cambio por el modelo de 4GB de RAM y unos 303 euros por el modelo de 6GB de RAM

 

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DEL HONOR PLAY

  • Pantalla LCD de 6.3 pulgadas Full HD + (con notch).
  • Procesador Kirin 970 y Turbo GPU.
  • Vibraciones 4D Gaming Experience.
  • Memoria RAM de 4 GB.
  • SO Android 8.1 Oreo combinado con EMUI 8.2
  • Batería de 3750 mAh.
  • Cámara trasera de 16 + 2 megapíxeles
  • Cámara frontal de 16 megapíxeles
  • Sonido envolvente 3D.
  • Desbloqueo facial.