Apple anunció este viernes que solucionó el problema con las videollamadas de grupo en FaceTime que permitía escuchar al receptor aunque éste no hubiese respondido, y que el servicio volverá a estar completamente disponible a partir de la próxima semana.

A través de un comunicado, el gigante tecnológico aseguró que “tan pronto” como su equipo de ingenieros tuvo conocimiento del “bug” que estaba originando ese problema, “desactivaron la función de videollamadas de grupo y empezaron a trabajar para resolverlo”.

El error hacía que cuando un usuario de iPhone llamaba a otras personas en el modo de grupal éste pudiese escuchar lo que se estaba diciendo antes de que los participantes en la conversación le aceptasen.

Esta vulnerabilidad en el sistema fue dada a conocer al público general el pasado 29 de enero, cuando Apple anunció que había desactivado temporalmente la función de llamadas de grupo en FaceTime, pero la empresa había sido alertada por un cliente una semana y media antes.

Según informaron los medios locales, fue un joven de 14 años de Arizona (EE.UU.) quien descubrió la falla cuando llamó a unos amigos a través de FaceTime a mediados de enero, tras lo cual su madre se puso en contacto con la compañía, que, de acuerdo lo publicado, tardó varios días en responder.

“Nos comprometemos a mejorar el proceso por el que recibimos y hacemos circular dentro de la compañía este tipo de informaciones para que así lleguen a la gente adecuada dentro de la empresa tan rápido como sea posible”, indicó Apple en referencia a estas críticas en su comunicado de este viernes.