Esta época del año ha sido muy noticiosa en términos de teléfonos inteligentes con varios de los principales fabricantes presentando sus productos premium.

LG no quiere quedarse atrás en esta tónica y ya fijó el venidero 4 de octubre como la fecha indicada para lanzar en sociedad su nuevo buque insignia: el V40 ThinQ, que de acuerdo a varias filtraciones, tendrá como punto focal su gran despliegue y calidad en cuanto a la captura y proyección de imágenes se refiere.

Desde hace meses han ido filtrándose poco a poco varias de propiedades que tendría el nuevo dispositivo de la compañìa surcoreana, que no ha dado mayores señales en este sentido pero que ya convocó a la prensa para el 4 de octubre en un evento programado pàra celebrarse en el LG Science Park de Seúl.

La compañía surcoreana ha enviado a los medios la invitación para el evento, y también ha lanzado un vídeo teaser para anunciar la presentación.

El nuevo aparato llega justo en medio de la oleada de presentaciones de algunos de los teléfonos más importantes del año.

El evento llegará días antes que la presentación oficial de los nuevos Pixel de Google y de los Mate 20 de Huawei.

Como se mencionó al principio, la imágenes y fotos serán uno de los atractivos principales. Aunque ya se conocen varias disposiciones en cuanto a diseño y el plano técnico, la comunicación de LG deja claro la triple càmara trasera para completar un sistema que tendría cinco en total contando las dos frontales.

En el vídeo de presentación aparece una triple cámara con tres sensores. Uno de ellos estándar, otro de telefoto y un tercero de gran angular.

Esto confirmaría las características filtradas de la cámara que nos hablan de un sensor principal de 12 megapíxeles con una lente de apertura f/1.5 y píxeles de 1.4µm, una secundaria de 16 megapíeles con una lente f/1.9 de gran angular y una tercera con 12 megapíxeles y una lente de apertura f/2.4 para lograr zoom óptico.

En cuanto a las disposiciones del nuevo terminal, extraoficialmente se conoce que tendría pantalla P-OLED de 6,4 pulgadas y resolución QuadHD+ (2.880 x 1.444) píxeles y formato de 19,5:9.

En el interior tendríamos el procesador Snapdragon 845 acompañado de una GPU Adreno 630. Todo esto junto a 6GB de memoria RAM, opciones de almacenamiento de 64GB o 128GB y una batería de 3.300 mAh con carga rápida.

Todo ello sin descuidar el sonido con sus altavoces estéreo y QuadDAC y en un cuerpo resistente al agua y de gran calidad como últimamente se caracterizan los móviles de LG.