LG sigue diversificando sus productos y específicamente en esta ocasión se enfoca en su gama media con el lanzamiento de la versión 2018 del Q8, una especie de renovación del Q7 presentado hace pocos meses pero con algunas mejoras y adiciones, entre ellas la incorporación de lápiz óptico de serie y una pantalla de 6,2 pulgadas con marcos reducidos.

Por el momento ha debutado solamente en Corea del Sur en versiones en aurora negro y azul marroquí por un precio recomendado de 539.000 won surcoreanos, equivalente a 415 euros al cambio, e integrándose así en la gama media de ‘smartphones’ del fabricante.

Sus características no son las más interesantes de la gama media, pero sin duda mejoran considerablemente las que tiene el LG Q7. Este dispositivo está enfocado a un público que necesita más pantalla y algo más de rendimiento.

Utiliza una pantalla de 6,2 pulgadas, relación de aspecto de 18:9 y resolución FHD+ con sensibilidad destinada a su uso en funciones gráficas, como ha explicado la compañía surcoreana en un comunicado.

El LG Q8 incorpora una función de lápiz óptico de serie, con la que es posible editar imágenes y archivos GIF. El editor del terminal incluye diez tipos de instrumentos de escritura diferentes, como lápiz y pincel, a los que se incluyen los sonidos reales al realizar trazos sobre el papel.

Este lápiz no es tan completo como el S-Pen de Samsung, ya que tan solo tiene una superficie que permite navegar por la interfaz. No hay ninguna utilidad extra, aunque sí tenemos un espacio para guardarlo en el interior del dispositivo. Es algo curioso que no vemos en ningún gama media.

El recién llegado sigue manteniendo el perfil medio-alto de sus predecesores que tanto caracteriza a la familia, sin embargo, el principal cambio llega con la plataforma del procesador, que pasa de un Mediatek a un Snapdragon, el 450 de ocho núcleos a 1,8 GHz para ser exactos. Su diseño sigue siendo muy parecido, y aunque no supone ningún alarde de originalidad, presenta muy buen acabado, y cuenta además con certificaciones IP68 y MIL-STD 810G.

Siguiendo con el aspecto técnico, el móvil posee 4 gigabytes de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento, así como una btaería de 3.300 miliamperios hora. Su diseño reduce los marcos y emplaza el sensor de huella dactilar en la parte trasera.

El ‘smartphone’ de gama media de LG monta una cámara principal de 16 megapíxeles con autoenfoque la tecnología ‘Q lens’ de análisis inteligente de imágenes, mientras que su cámara trasera es de 7 megapíxeles y con lente angular.

La clásica costumbre por cuidar los aspectos del audio ha llevado a LG a montar un procesador DAC Hi-Fi Quad que cuidará la experiencia sonora del dispositivo a la hora de reproducir, música, películas y cualquier contenido, siendo además compatible con el formato DTS:X 3D.

Se presenta como una alternativa económica al V35ThinQ por lo que presenta características más modestas.

FICHA

  • Pantalla de 6,2 pulgadas en FullHD+ y formato 18:9
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 450
  • 4 GB de memoria RAM
  • 64 GB de almacenamiento interno
  • Cámara trasera de 16 megapíxeles
  • Cámara delantera de 5 megapíxeles
  • Cuerpo de metal y plástico
  • Sensor de huellas
  • Certificación IP68
  • Batería de 3.300 mAh
  • Android 8.1 Oreo