El fabricante tecnológico Lenovo reportó este jueves un aumento triple en el mercado de las ganancias trimestrales ayudado por las fuertes ventas de computadoras personales, y señaló que sus planes de producción no se vieron afectados por la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Aún los inversionistas, preocupados de que el conflicto entre ambas potencias se convierta en una guerra fría tecnológica, abandonaron las acciones de las empresas tecnológicas asiáticas, con el precio de las acciones de Lenovo cayendo hasta un 6.3% hasta su nivel más bajo en casi cuatro meses, reseñó Reuters.

Lenovo, el mayor fabricante de computadoras del mundo, dijo este jueves que está “bien preparada para navegar por la turbulencia en el entorno geopolítico y macroeconómico”.

La compañía indicó que estaba menos expuesto al mercado estadounidense que sus competidores y que la mayoría de sus productos no están sujetos a las nuevas tarifas.

“Definitivamente no queremos ver esta situación”, expresó a Reuters el presidente y director ejecutivo, Yang Yuanqing, en una entrevista. “Siempre hemos dicho que deseamos que los dos gobiernos puedan obtener el acuerdo lo antes posible”.

Yang dijo que Lenovo tiene planes de contingencia para trasladar la producción a sus hacia otros países como India, México, Hungría, Brasil y Estados Unidos, pero hasta el momento no ha realizado dichos ajustes.