Un grupo bipartidista de legisladores anunció este lunes que acordaron una legislación que otorgaría al gobierno de Estados Unidos amplios poderes para bloquear miles de millones en inversiones estadounidenses en China.

La medida es parte de un proyecto de ley que también otorgaría 52 mil millones de dólares a los fabricantes de chips para expandir sus operaciones, una bendición para la industria.

«La propuesta refinada publicada hoy tiene apoyo bipartidista y bicameral y aborda las preocupaciones de la industria, incluido el alcance de las actividades prospectivas, las industrias cubiertas y la prevención de la duplicación de autoridades», aseguraron los senadores estadounidenses Bob Casey y John Cornyn, y los representantes Rosa DeLauro, Bill Pascrell, Michael McCaul, Brian Fitzpatrick y Victoria Spartz, en un comunicado.

Fuente: Reuters