Los legisladores del estado de Nueva York aprobaron el viernes un proyecto de ley que apunta al uso de Amazon de cuotas de productividad en los almacenes, la última señal de que los funcionarios públicos están apuntando a las prácticas laborales del minorista en línea.

La Asamblea del Estado aprobó el proyecto de ley, denominado Ley de Protección de los Trabajadores de Bodegas, luego de que fuera aprobado el miércoles por el Senado del Estado. Ahora se dirige al escritorio de la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, quien aún no ha indicado si firmará la medida.

La legislación exige que Amazon y otras empresas que operan almacenes proporcionen a los trabajadores la documentación de sus cuotas de producción y les notifiquen cualquier cambio en sus expectativas. También prohíbe a las empresas imponer cuotas que impidan a los trabajadores tomar descansos para comer, descansar o ir al baño.

El proyecto de ley llega dos meses después de que un almacén de Amazon en Nueva York votara a favor de unirse a un sindicato, la primera vez que eso sucede en una de las instalaciones de la compañía en Estados Unidos. Los trabajadores del almacén, ubicado en Staten Island, están representados por Amazon Labor Union (ALU), un grupo de base de empleados actuales y anteriores de la empresa.

Nueva York no es el primer estado en tomar tal acción contra Amazon y sus pares por cuotas. En septiembre, California promulgó una ley similar. Y a principios de este año, los legisladores de Washington y New Hampshire presentaron proyectos de ley que apuntan a las cuotas de producción de los almacenes.

Amazon se basa en algoritmos sofisticados para rastrear las tasas de productividad entre los trabajadores de su almacén, registrando la cantidad de paquetes que recogen, empacan y almacenan cada hora. Si los trabajadores se toman un descanso de escanear paquetes durante demasiado tiempo, el sistema interno de Amazon lo registrará como “tiempo de trabajo libre” y generará una advertencia, lo que puede provocar despidos.

Las cuotas de productividad de Amazon han sido un objetivo frecuente de los grupos de defensa de los trabajadores y de los propios empleados de Amazon, quienes argumentan que su enfoque implacable en la velocidad conduce a lesiones en el trabajo en los almacenes. Múltiples estudios realizados por el Centro de Organización Estratégica, una coalición de sindicatos, atribuyeron las altas tasas de lesiones entre los trabajadores de almacén y entrega a la “obsesión por la velocidad” de Amazon.

Las cuotas en el lugar de trabajo se han vuelto cada vez más comunes en los almacenes a medida que la entrega el mismo día y al día siguiente se convierte en el estándar, según el proyecto de ley.

Esas cuotas generalmente no permiten que los trabajadores cumplan con las pautas de seguridad o se recuperen de una actividad extenuante durante el tiempo de trabajo productivo, lo que deja a los empleados del centro de distribución y del almacén que trabajan para ellos en un alto riesgo de lesiones y enfermedades”, dice la ley.

Los representantes de Amazon no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

Amazon ha dicho anteriormente que ha hecho de la seguridad una mayor prioridad dentro de la empresa, incluida la introducción de programas que tienen como objetivo educar a los empleados sobre cómo evitar lesiones en el lugar de trabajo. Los ejecutivos de Amazon también han negado que la empresa utilice cuotas de producción en sus almacenes.

Es un error pensar que Amazon tiene cuotas. Nosotros no”, dijo Heather MacDougall, jefa de seguridad en el lugar de trabajo de Amazon, en un evento con el Consejo Nacional de Seguridad el jueves. “Estamos comprometidos a garantizar que las expectativas de desempeño y las operaciones de seguridad puedan coexistir”.

La ALU está presionando por cuotas más razonables, junto con mejores salarios y beneficios.

Fuente: CNBC