Un legislador ruso instó este miércoles a las instituciones estatales a dejar de usar el mensajero de WhatsApp y el Ministerio de Industria trató de promover el software producido en el país mientras Rusia intenta alejarse de la tecnología occidental.

El propietario de WhatsApp, Meta Platforms Inc., fue declarado culpable de «actividad extremista» la agencia de monitoreo financiero Rosfinmonitoring en Rusia en marzo y luego se agregó a la lista de «terroristas y extremistas». El abogado de Meta en la corte dijo que Meta no estaba llevando a cabo actividades extremistas y que estaba en contra de la rusofobia.

Rusia bloqueó Facebook e Instagram de Meta en marzo, objetando las restricciones a los medios rusos y algunas publicaciones permitidas por usuarios en Ucrania.

Ampliamente utilizado entre los rusos, WhatsApp siempre ha permanecido disponible, pero Anton Gorelkin, subjefe del comité de política de información del parlamento ruso, dijo el miércoles que personalmente eliminaría la aplicación y recomendó una prohibición más amplia.

«Creo que es necesario introducir una prohibición total del uso de WhatsApp para fines oficiales por parte de los empleados estatales y municipales rusos», escribió Gorelkin en Telegram, un mensajero alternativo que es muy popular en Rusia.

«No importa si es una alternativa rusa o de Dubai, lo principal es que no pertenece a una empresa que participa abiertamente en la guerra de información contra nuestro país y está incluida en la lista de organizaciones terroristas y extremistas».

Rusia ha reconocido importantes deficiencias en su industria electrónica. A medida que las sanciones occidentales y el éxodo de empresas extranjeras obstaculizan su acceso a las importaciones y soluciones tecnológicas, Moscú ha tratado de impulsar la industria con exenciones fiscales y préstamos preferenciales.

Vasily Shpak, viceministro de industria y comercio, dijo que el nicho que dejaron vacante los fabricantes extranjeros de telecomunicaciones debería ser ocupado por los nacionales.

«No habrá vuelta atrás», dijo la agencia de noticias Interfax citando a Shpak, y agregó que no se debe permitir que las empresas que salen del país regresen a los mismos nichos que han dejado vacantes.

«Este nicho debe ser ocupado por nuestros productores», dijo Shpak, y pidió que los productos electrónicos con software nacional formen la «base de la independencia tecnológica de Rusia».

Fuente: Reuters