Por si no tenían conocimiento, hay un nuevo documental sobre Michael Jackson, conocido como “Leaving Neverland”.

Leaving Neverland es un lanzamiento de HBO, proveniente de Amos Pictures Lmt, producida y dirigida por Dan Reed.

Este documental nos muestra una visión realmente devastadora, son cuatro horas donde vemos al rey del pop como un depredador en serie, con imagenes que tienen una calidad que no se parece a nada que se haya visto.

La historia gira en torno a Wade Robson y James Safechuck, ambos describen de forma muy elocuente cómo Jackson se hizo amigo de ellos cuando eran niños y luego durante años los abuso sexualmente.

Y claramente, una película con testimonios tan abrumadoramente poderosos y convincentes, pueden terminar generando ruido, más que todo a la familia del difunto músico.

Horas después de que Dan Reed lanzara este impactante documental en el Festival de Cine de Sundance la semana pasada, la familia del difunto músico publicó una declaración fuerte, calificando el proyecto como sensacionalista.

Jermaine, el hermano de Jackson fue el primero en dar una entrevista este miércoles, en respuesta al documental que gira en torno a lo dicho por Wade Robson y James Safechuck.

Él defendió a su hermano utilizando una página de notas del bolsillo de su chaqueta y describiendo de manera inestable la defensa anterior de Michael Jackson por parte de Robson.

Al parecer, Robson y Safechuck defendieron inicialmente a Jackson cuando otros jóvenes lo acusaron de abuso sexual en 1993.

Jermaine cerró su entrevista pidiendo que dejen a Jackson y al resto de su familia en paz, ante el presentador de Good Morning Britain, Piers Morgan, suplicó: “Déjanos en paz. Déjalo en paz. Déjalo descansar, por favor. Déjalo descansar. Merece descansar.”

Donde nosotros vemos una alma alegre torturada por la industria que merece descanso tras una triste y prematura muerte, otros como Robson y Safechuck alegan ver a un temible monstruo. 

Te invitamos a ver “Leaving Neverland” y a crear tu propia perspectiva dentro de la polémica que causó lágrimas a una de las más queridas familias de la industria.