Tesla busca avanzar en el terreno de la conducción completamente independiente, sin la intervención de humanos al volante, con una nueva actualización de software que permite al piloto automático de sus vehículos detectar las señales de límite de velocidad a través de sus cámaras.

La actualización también ofrecerá herramientas para adecuarse a las funciones de control de semáforos y señales de alto, por lo que sonará un timbre cuando el vehículo esté detenido ante la luz verde de avance, con la intención de notificar al conductor para que este decida cuándo y cómo avanzar