Apple intentó hacer ver llamativa su nueva tarjeta de crédito copiando el peso y la elegancia de las tarjetas de gama alta como el Chase Sapphire. Pero los titulares de tarjetas están descubriendo que con un diseño así, tendrán que prestar atención por esta razón.

Por ejemplo, las billeteras de cuero y el cambio suelto representan un peligro para la nueva Apple Card, reseña AP. La compañía de la manzana mordida dice que su Apple Card no debería entrar en contacto con otras tarjetas de crédito por temor a rayar el acabado blanco de titanio.

Apple emitió instrucciones especiales esta semana: manténgase alejado de “superficies duras o materiales”. Su billetera de cuero o bolsillo de jeans “podría causar una decoloración permanente”. No permita que toque otra tarjeta de crédito u “objetos potencialmente abrasivos” como monedas o llaves.

También hay un proceso de limpieza en dos pasos que incluye paños de microfibra y alcohol isopropílico y una lista de limpiadores prohibidos.

La Apple Card está diseñada principalmente para ser usada de la mano del iPhone, aunque la compañía ofrece una tarjeta física para usar en tiendas que no aceptan pagos móviles. Los clientes generalmente obtienen un reembolso del 2% cuando usan la aplicación de Apple para pagar. Los expertos de la industria dicen que los beneficios financieros de la tarjeta reflejan muchos de los que ya están disponibles para los consumidores.

La tarjeta, anunciada en marzo en asociación con el grupo bancario Goldman Sachs, comenzó a implementarse en los Estados Unidos este mes.