Las acciones de la compañía de coches eléctricos Tesla, dirigida por el multimillonario Elon Musk, se han hundido un 50 % respecto a su máximo de hace casi un año, en medio de una caída bursátil generalizada en EE.UU. ante temores de una recesión, lo que ha afectado especialmente a las empresas del sector tecnológico. 

Las acciones de Tesla cayeron este viernes un 7,55 % hasta situarse en 204,99 dólares por unidad, por lo que su capitalización bursátil es ahora de 642.330 millones de dólares, según datos de la agencia Bloomberg. Las acciones de Tesla valen ahora la mitad que el 4 de noviembre del 2021, cuando su precio fue de 409,97 dólares por unidad. 

El descenso es resultado de una combinación de factores. Así, a primeros de octubre la compañía anunció que no cumplió con su objetivo de entrega de vehículos en el tercer trimestre de este año debido a los problemas logísticos. Tesla fabricó 365.923 automóviles desde julio a septiembre, pero solo logró vender 343.830 unidades. 

En este contexto, cabe recordar que el informe que incluía estas cifras fue publicado el domingo 2 de octubre y un día después los inversores empezaron a desprenderse de sus títulos de Tesla. Ese mismo 3 de octubre Musk propuso un plan de resolución pacífica del conflicto en Ucrania, algo que provocó una ola de críticas por parte de internautas, incluidos muchos funcionarios de Kiev. 

Paralelamente, la empresa se vio afectada por la perturbación de las cadenas de suministro, lo que se solapó con el aumento de los costes de las materias primas. Asimismo, las estrictas medidas anticovid en China limitaron la producción en la planta de Tesla en la ciudad de Shanghái, reseña Bloomberg. 

Entre otros factores, también cabe destacar el controvertido intento inicial de Musk de comprar Twitter y luego abandonar el acuerdo, lo que ya ha traído consigo una batalla legal con la plataforma.

 

Fuente: RT