Las acciones de Amazon cerraron con una caída del 14 % este viernes después de que la compañía diera una perspectiva de ingresos para el trimestre actual que no cumplió con las estimaciones de Wall Street. Es el peor día de Amazon desde julio de 2006.

Amazon dijo el jueves que proyecta ingresos entre 116 mil millones y 121 mil millones de dólares en el segundo trimestre, por debajo de la estimación promedio de los analistas de 125,5 mil millones, según Refinitiv.

El negocio minorista principal de Amazon se ha estancado a medida que una ráfaga de compras en línea disminuye en medio de la reapertura de la economía tras la pandemia. Los gastos operativos de la compañía están aumentando más rápido que sus ventas. Amazon invirtió mucho para dotar de personal a sus almacenes y combatir los desafíos de la cadena de suministro, y ahora se enfrenta a una inflación creciente, así como a un aumento de los costos de transporte y mano de obra.

El pronóstico del segundo trimestre sugiere que el crecimiento de los ingresos podría caer a un rango de 3 % a 7 % respecto al año anterior, lo que representa una desaceleración adicional con respecto al primer trimestre, cuando los ingresos en Amazon aumentaron un 7 %.

Amazon también perdió alrededor de 3.800 millones de dólares en el primer trimestre, en comparación con una ganancia de 8.100 millones de dólares hace un año. La inversión de la compañía en el fabricante de vehículos eléctricos Rivian influyó en sus ganancias.

“Si bien las ventas estuvieron por debajo de las expectativas por solo 6 millones de dólares, el titular más grande fue la primera pérdida trimestral de la compañía desde 2015, con una pérdida por acción de 7.56 dólares, o casi 16.00 por debajo de las expectativas de ganancias por acción de Street”, dijeron los analistas de William Blair, que tiene una calificación superior a las acciones de Amazon, en una nota a los clientes el jueves.

“Debajo del capó, la compañía reportó una pérdida antes de impuestos de 8 mil millones de dólares relacionada con su inversión en Rivian Automotive. Recuerde que la compañía reportó un beneficio de 12 mil millones en el trimestre anterior relacionado con la inversión. Estimamos que las ganancias por acción de la compañía, excluyendo la pérdida relacionada con la inversión, serían de aproximadamente 3.40 dólares, aún un 60 % por debajo del consenso, ya que la compañía continúa enfrentando obstáculos relacionados con el envío, la mano de obra, el exceso de capacidad y las difíciles comparaciones con años anteriores”.

Analistas como Youssef Squali de Truist Securities siguen optimistas de que la perspectiva de Amazon mejorará en la segunda mitad del año. Squali dijo en una nota del viernes a los clientes que espera que los costos relacionados con el covid, junto con las presiones laborales e inflacionarias, disminuyan a medida que avanza el año, mientras que la red de cumplimiento de Amazon se vuelve más eficiente a medida que se normalizan los problemas de personal y cadena de suministro.

“Deberíamos comenzar a ver mejoras materiales en la eficiencia laboral y de costos fijos en el 2S22, comenzando con Prime Day en julio y luego en el 4T22 estacionalmente fuerte”, indicó Squali, quien recomienda comprar acciones de Amazon.

Fuente: CNBC